PLACER SEXUAL EN TIEMPOS DE COVID-19

Vivir una pandemia es algo que afecta de manera intensa nuestra vida incluyendo el como vivimos nuestra sexualidad y placer.
El estrés asociado a la incertidumbre por el futuro, a no poder tener los espacios habituales de esparcimiento, a la pérdida de trabajo, a la alteración de las rutinas y al encierro puede afectar nuestra capacidad de disfrute.
Es fácil en este contexto olvidar el lugar del placer tanto sexual como de otros tipos en nuestras vidas. Sin embargo, aun en tiempos de crisis el poder gozar de nuestra sexualidad y nuestros cuerpos puede ser posible.
Hay personas a quienes la situación actual les ha disminuido el deseo secundariamente al estrés, mientras que a otras les puede haber aumentado por el mismo motivo.
En este contexto es importante reconocer y aceptar tanto los propios ritmos como los de la pareja u otro tipo de vínculos en los que se esté. No obligar ni presionarse a cumplir en este aspecto. Sin embargo puede ser una buena opción darse intencionalmente el espacio para el placer, no solo sexual sino que más ampliamente. Detenerse a disfrutar los sabores, olores, texturas, estímulos visuales y otros que nos puedan ser atractivos en nuestro día a día.  Recordar las cosas que disfrutamos e incorporar las que sean posibles en nuestro cotidiano.

Escrito por: Magdalena Rivera.                                                                                                Médica Sexóloga.                                                                                                                      Directora Escuela Transdisciplinaria de Sexualidad. 

Deja una respuesta